Noè Rodrigo

IL LEGNO E LA PAROLA /

CONCIERTO PARA PERCUSIÓN

Sábado, 4 de julio

20:30h
Fundación Luis Seoane
Plazas limitadas
Recogida de invitaciones
en la Fundación Luis Seoane
981 21 60 15

Un Temazcal es un ritual ancestral característico de la cultura y la tradición mexicanas que, por medio de un banÞo de vapor y de la exposición a temperaturas muy elevadas, pretende purificar al individuo en cuerpo y mente. Mediante la parte electrónica pregrabada y el uso de las maracas (instrumento propio de la cultura de Centroamérica), Aìlvarez relata el desarrollo de este rito: desde la preparación de la sauna o banÞo que realiza el chamán, colocando los carbones en su interior; hasta el clímax en el que, tras sufrir alucinaciones a causa de las altas temperaturas, el individuo es purificado. Para terminar, una melodía tradicional mexicana simboliza el fin del proceso y el individuo ya “desintoxicado”.

En il legno e la parola, para marimba y campana, Sciarrino experimenta con las posibilidades sonoras de la marimba mediante la utilización de dinámicas y registros muy extremos, así como de la transformación del color y timbre del sonido “natural” del instrumento. Partiendo de la premisa de que: “Un instrumento de percusión de madera, dificilmente puede cantar”, el compositor italiano propone la siguiente cuestión: “Puede, no obstante, hablar, gritar, murmurar, gemir…?”

Schwarze Wolken (Nubes Negras en su tradución al español) es un lamento sobre la propia existencia. Como si se anticipase al desastre ocurrido en Chernobyl, apenas dus años después de la composición de esta obra, Denissow utiliza la resonancia de las láminas del vibráfono para crear un paisaje sonoro inspirado en las nubes que, pese a su belleza y delicadeza, pueden ser también borrosas e inquietantes.

Psappha es, muy probablemente, una de las obras más representativas del repertorio para percusión. Escrita en 1975, se puede considerar un “clásico” y marcó, sin duda, un antes y un después en la composición de obras para multipercusión. Psappha es una forma arcaica para referirse a la poeta griega Safo de Lesbos, poesía en la que Xenakis se inspiró para componer las estrcuturas rítmicas de esta obra. La escritura es única y específica pues ninguna de sus obras utiliza esta notación y consta de 2.390 segmentos en los que el compositor griego plasmó, utilizando puntos, todas las células rítmicas. Pese a la alta precisión en la escritura de la partitura, Xenakis da cierta libertad al intérprete para escoger la instrumentación siempre que se organice en seis grupos: tres formados por instrumentos de maderas y parches, y otros tres por instrumentos metálicos. De esta forma, prioriza el contenido rítmico y estructural del poema y releva la melodía a otro plano que enfatiza dicha estructura.

Noè Rodrigo Gisbert
EQUIPO ARTÍSTICO
PERCUSIÓN / NOÈ RODRIGO
PRESENTA / CHUS ÁLVAREZ
EQUIPO TÉCNICO
ÓSCAR DOMÍNGUEZ CORBACHO
MIRYAM PATO PRADO
MANUEL FONTE LOUREIRO
PROGRAMA
Javier Álvarez,
“Temazcal”
·
Salvatore Sciarrino,
“Il legno e la parola”
·
Edison Denissow,
“Schwarze Wolken”
·
Iannis Xenakis,
“Psappha”

LOCALIZACIÓN

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe en tu correo las últimas novedadess sobre la próxima edición del Festival RESIS 2021 y la programación contínua de la Asociación Cultural AÏS